‘El Chavo del Ocho’: Conoce la verdadera historia detrás de la escena más emotiva.

Peculiar escena tiene como protagonistas a la ‘Chilindrina’ y a ‘Don Ramón’, quienes se vuelven a ver después de dos años en la vecindad.

‘El Chavo del Ocho’ es una de las series más queridas de la televisión en todo el planeta. Al pasar los años, muchas personas hemos crecido con sus emotivos y graciosos capítulos. Sobre todo una,  donde ‘Don Ramón’ regresa a la vecindad y se reencuentra con la popular ‘Chilindrina‘.

Pero muy pocos saben que detrás de esa especial escena hay una historia desconocida. Según la página de Infobae, la reacción de la ‘Chilindrina’ al volver a ver su padre sería real.

Como se recuerda, ‘Don Ramón’ tuvo que irse de la vecindad por dos años para poder trabajar, dejando del cuidado de su hija a Doña Nieves. Pero en realidad, en 1979, la salida de Ramón Valdez se dió porque decidió dejar la comicidad.

Sin embargo, dos años después, el actor mexicano regresó a la vecindad del ‘Chavo del Ocho’. Este hecho fue ocultado por el propio Roberto Gómez Bolaños a Maria Antonieta de las Nieves.

En el peculiar capítulo, debido a la gran amistad que los unía, la ‘Chilindrina’ no pudo contener las lágrimas de emoción al ver a su querido amigo después de dos años. Tanto era el cariño que ambos se tenían que Ramón Valdez la acompañó al altar en el día de su matrimonio.

Fuente: www.larepublica.pe

Document

Los consejos de Unidosensalud.com son solo para fines informativos y educativos. Unidosensalud.com no es un sustituto de consejos medicos profesionales, de diagnosticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu medico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condicion medica.

Facebook Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...
Leer entrada anterior
[VIDEO]: Nadaban sin saber que 15 tiburones los rodeaban y este fue el desenlace.

La escena captada el pasado miércoles ha dejado asombrados a usuarios en YouTube. Esto pasó cuando cientos de dientes filosos esperaban un descuido...

Cerrar