Se rehusó a afeitarle la cabeza a una cliente en depresión y le cambia su peinado.

Lamentablemente hay casos extremos de depresión y problemas emocionales, capaces de cambiar y afectar considerablemente a una persona, incluyendo sus hábitos y su forma de pensar, como la joven de 16 años de edad que veremos a continuación. Su caso de depresión llegó a tal nivel, que ella simplemente dejó de cepillarse el cabello y el resultado fue desastroso. Cuando notó que era imposible desenredarlo, decidió ir a una peluquería y pedirle a quien la atendiera que le rapara la cabeza, ya que peinarse representaba un dolor muy grande para ella.

Probablemente, muchas personas le hubiesen afeitado la cabeza sin pensarlo, pero no la estilista Kayley Olsson, de 20 años de edad, quien, al ver este caso extremo de depresión, decidió invertir 10 largas horas de trabajo y todo su esfuerzo para que la chica no saliera luciendo su cabeza afeitada, sino más bien un hermoso peinado. Esta historia tuvo lugar en Waterloo, Iowa y la dio a conocer la misma Kayley por medio de su cuenta de Facebook el pasado 8 de agosto, donde ya ha llegado al corazón de miles de personas de todo el mundo.

Luego de que esta historia se hiciera viral en redes sociales, Kayley habló con BBC Mundo, a quienes les comentó lo siguiente: “La chica me dijo que se sentía tan mal y despreciable, que ni siquiera podía cepillarse el cabello, solo se levantaba para ir al baño. Pero cortarle el pelo, ere algo que simplemente estaba fuera de discusión para mí”.

Sin embargo, la joven peluquera no trabajó sola, sino que obtuvo ayuda de su compañera Mariah Wenger. Ambas trabajaron muy fuerte en el cabello de la chica (cuyo nombre no trascendió) durante dos sesiones. En total fueron 10 horas de trabajo arduo para devolverle una hermosa cabellera a la joven y dibujarle una sonrisa en el rostro. “Nos tocó darle mucho ánimo y hablarle bastante para que no pensara en el dolor que implicaba desenredarle el pelo, así como darle un impulso a su autoestima y a su confianza”.

De acuerdo con Kayley, unos cuantos días después, la chica estaba posando para sus fotografías escolares, acompañada de una gran sonrisa y terminó añadiendo: “Todas merecemos sentirnos hermosas”.

Sin duda alguna, una poderosa historia, digna de compartir.

Fuente: www.remediosguru.com

 

Document

Los consejos de Unidosensalud.com son solo para fines informativos y educativos. Unidosensalud.com no es un sustituto de consejos medicos profesionales, de diagnosticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu medico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condicion medica.

Facebook Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...
Leer entrada anterior
En un ataque de celos, su esposa lo drogó y le tatuó la frente. Las mujeres corren al ver el tatuaje.

“No puedo trabajar ni salir a la calle. Para qué hablar de estar en pareja”, se quejó el hombre. Probablemente...

Cerrar